Noticias

Conoce un poco mas sobre el Sarampion

¿QUE ES EL SARAMPION?

El sarampión es una infección respiratoria sumamente contagiosa provocada por un virus. Produce una erupción cutánea (Manchas de color rojo)  que afecta todo el cuerpo y produce síntomas como fiebre, tos y secreción nasal.

 

Dado que al sarampión lo provoca un virus, no existe un tratamiento específico y hay que dejar que el virus siga su curso. El niño que contrae sarampión, debe tomar mucho líquido, guardar reposo y evitar que la infección pase a otras personas.

 

¿CUALES SON LOS SINTOMAS?

El sarampión no es simplemente un sarpullido leve. El sarampión puede ser peligroso, especialmente para los bebés y los niños pequeños. El sarampión generalmente comienza con los siguientes síntomas:

 

  • Fiebre alta (puede subir hasta más de 104 °F)
  • Fiebre
  • Tos seca
  • Goteo nasal
  • Dolor de garganta
  • Ojos inflamados (conjuntivitis)
  • Manchas blancas diminutas con centro blanco azulado y fondo rojo dentro de la boca, en la cara interna de la mejilla, también denominados «puntos de Koplik»
  • Sarpullido constituido por manchas grandes y planas que generalmente se funden entre sí

 

La infección se produce en una secuencia de etapas durante un período de dos a tres semanas.

 

  • Infección e incubación: Durante los primeros 10 a 14 días después de contraer la infección, el virus del sarampión se incuba. Durante ese período, no se manifiestan signos ni síntomas.
  • Signos y síntomas inespecíficos: El sarampión generalmente comienza con fiebre leve a moderada, a menudo acompañada de tos continua, goteo nasal, ojos inflamados (conjuntivitis) y dolor de garganta. Esta enfermedad relativamente leve puede durar dos o tres días.
  • Enfermedad aguda y sarpullido: El sarpullido consiste en pequeñas manchas rojas, algunas de las cuales están levemente elevadas. Los puntos y bultos en grupos estrechos le dan a la piel un aspecto rojo moteado. El sarpullido aparece primero en el rostro.

 

Durante los días siguientes, el sarpullido se esparce por los brazos y el tronco, y luego por los muslos, las pantorrillas y los pies. Al mismo tiempo, la fiebre aumenta abruptamente y a menudo alcanza los 104 a 105,8 °F (40 a 41 °C). El sarpullido del sarampión disminuye progresivamente; primero desaparece del rostro y, por último, de los muslos y los pies.

 

  • Período de contagio: Una persona con sarampión puede propagar el virus a otras durante aproximadamente ocho días; ese período comienza cuatro días antes de que aparezca el sarpullido y finaliza cuando este ha estado presente durante cuatro días.

 

¿CUÁLES SON LAS COMPLICACIONES?

 

Entre las complicaciones del sarampión se incluyen las siguientes:

  • Infección de los oídos: Una de las complicaciones más frecuentes del sarampión es la infección bacteriana del oído.
  • Bronquitis: laringitis o crup. El sarampión puede provocar la inflamación del aparato de la voz (laringe) o la inflamación de las paredes internas que alinean las principales vías de paso de aire de los pulmones (tubos bronquiales).
  • Neumonía: La neumonía es una complicación frecuente del sarampión. Las personas que tienen el sistema inmunitario comprometido pueden contraer una variedad especialmente peligrosa de neumonía que, a veces, es mortal.
  • Encefalitis: Aproximadamente, 1 de cada 1000 personas con sarampión puede contraer una complicación llamada “encefalitis”. La encefalitis puede manifestarse muy poco después de haber contraído sarampión o después de varios meses.
  • Problemas en el embarazo: Si estás embarazada, debes tener mucho cuidado de no contagiarte sarampión porque esta enfermedad puede provocar un parto prematuro, bajo peso en el bebé al nacer o mortalidad materna.

 

¿CÓMO SE PREVIENE?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños y adultos reciban la vacuna contra el sarampión para prevenir la enfermedad, para esto puedes acercarte a la Ese Hospital Sagrado Corazón de Jesús y solicitarla.

 

Vacuna contra el sarampión en los niños

Para prevenir el sarampión en los niños, los médicos generalmente administran a los bebés la primera dosis de la vacuna entre los 12 y los 15 meses de vida, y la segunda dosis se administra típicamente entre los 4 y los 6 años de edad. Ten en cuenta:

Si vas a viajar al extranjero y tu hijo tiene entre 6 y 11 meses de edad, habla con su médico sobre la posibilidad de vacunarlo contra el sarampión más temprano.

Si tú niño o adolescente no recibió las dos dosis en los momentos recomendados, es posible que necesite dos dosis de la vacuna con cuatro semanas de diferencia.

 

Vacuna contra el sarampión en adultos

Es posible que necesites la vacuna contra el sarampión si eres un adulto que:

Tiene un mayor riesgo de contraer sarampión, p. ej., por asistir a la universidad, viajar al extranjero o trabajar en un entorno hospitalario, y no tiene pruebas de inmunidad. La prueba de inmunidad incluye documentación escrita de tus vacunas o confirmación de laboratorio de inmunidad o enfermedad previa.

Nació en 1957 o años posteriores y no tiene prueba de inmunidad. La prueba de inmunidad incluye documentación escrita de tus vacunas o confirmación de laboratorio de inmunidad o enfermedad previa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *